Websaber

Contacto: contacto@websaber.es

EJERCICIO DE ORTOGRAFÍA

EJERCICIO DE ORTOGRAFÍA

EJERCICIO DE ORTOGRAFÍA
Selecciona la(s) palabra(s) correcta(s) en cada caso de este texto sacado de la novela Zacalaín el aventurero de Pío Baroja.
Una de piedra, negruzca y alta rodea a Urbia. Esta sigue a lo largo del camino real, limita el pueblo por el Norte y al llegar al río se , tropieza con la iglesia, a la que coge, dejando parte del fuera de su , y después escala una altura y envuelve la ciudad por el Sur.

Hay todavía, en los fosos, terrenos encharcados con y espadañas, poternas llenas de hierros, garitas desmochadas, escalerillas musgosas, y alrededor, en los glacis, altas y arboledas, malezas y boscajes y verdes praderas salpicadas de . Cerca, en la aguda colina a cuyo pie se sienta el pueblo, un castillo sombrío se oculta entre olmos.

Desde el camino real, Urbia aparece como una de casas decrépitas, leprosas, inclinadas, con corridos de madera y miradores que asoman por encima de la negra pared de piedra que las .

Tiene Urbia una vieja y otra nueva. La barriada vieja, la “calle”, como se le llama por antonomasia en vascuence, está formada, principalmente, por dos estrechas, sinuosas y en cuesta que se en la plaza.

El pueblo , desde la carretera, traza una quebrada de tejados torcidos y mugrientos, que va descendiendo desde el hasta el río. Las casas, encaramadas en la cintura de piedra de la ciudad, parece a primera vista que se encuentran en una posición é incómoda, pero no es así, sino todo lo contrario, porque, entre el pie de las casas y los muros fortificados, un gran espacio ocupado por una serie de magníficas . Tales , protegidas de los vientos fríos, son excelentes. En ellas se pueden plantas de zona cálida como y limoneros.

La muralla, por la parte interior que da a las , tiene un camino formado por grandes losas, especie de de un metro de ancho con su barandado de .

En los intersticios de estas losas viejas, y desgastadas por las , crecen la venenosa cicuta y el beleño; junto a las paredes brillan, en la , las flores amarillentas del diente del león y del verbasco, los gladiolos de color carmesí y las digitales purpúreas. Otros muchos , mezclados con ortigas y amapolas, se extienden por la y adornan con su verdura y con sus constelaciones de flores pequeñas y simples las almenas, las aspilleras y los .

Durante el invierno, en las horas de sol, algunos viejos de la , con traje de casa y zapatillas, pasean por la cornisa, y al llegar marzo o abril los progresos de los hermosos perales y melocotoneros de las huertas.

Constitución española de 1978

Publicada: En BOE núm. 311 de 29 de diciembre de 1978.

Sección: I. Disposiciones generales.

Órgano: Cortes Generales.

Rango: Constitución.

Fecha de publicación: 29/12/1978.

Fecha de entrada en vigor: 29/12/1978.

Estructura: Preámbulo Título Preliminar Título I Título II Título III Título IV Título V Título VI Título VII Título VIII Título IX Título X Disposiciones adicionales Disposiciones transitorias Disposición derogatoria Disposición final

DVD
Electrónica-accesorios
Móviles y smartphones libres
Smartwatches
Juegos y juguetes
Libros
Música
Música digital
Software
Tienda Kindle
Videojuegos

loading...